THE NORTH FACE

Nos llamamos así en honor a la cara más fría, dura e implacable de las montañas. Hemos ayudado a alpinistas a alcanzar las cimas más difíciles de la cordillera del Himalaya. Sin embargo, la historia de The North Face® empieza, irónicamente, en una playa. Más exactamente, en el barrio North Beach de San Francisco. Fue allí, cuando en el año 1966 dos amantes del senderismo decidieron dar rienda suelta a su pasión, abriendo una pequeña tienda de montañismo.

En los sesenta, la marca The North Face triunfó entre los alpinistas y comenzó a patrocinar expediciones a los lugares más recónditos e inexplorados del planeta. Esto dio inicio a una orgullosa tradición que todavía hoy continúa y que refuerza el mantra de The North Face: Never Stop Exploring™.

A principios de los ochenta, The North Face llevó el mundo de la expedición y del esquí a límites insospechados, con la incorporación de prendas de esquí extremo a su oferta de productos. A finales de la década, The North Face se convirtió en el único proveedor en ofrecer una colección completa de ropa de abrigo, ropa de esquí, sacos de dormir, tiendas de campaña y mochilas de alto rendimiento en los Estados Unidos.

La década de los noventa marcó el comienzo de una era en la que The North Face se expandió, ayudando así a atletas a explorar el mundo exterior.

Hoy, más de 50 años después de su humilde apertura, The North Face sigue ofreciendo una amplia línea de ropa, equipamiento y calzado de rendimiento.

The North Face seguirá manteniendo su firme compromiso de desafiar los límites del diseño para que tú puedas desafiar los límites ahí fuera.

Never Stop Exploring.

__________

Abrir chat